El Auto de la AP de Valencia de 20-5-2019 declara que no existe comportamiento delictivo del denunciado que se limitó, al suceder en el cargo al apelante al frente de la Concejalía de Festejos, a utilizar la cuenta de correo corporativa, lo cual formaba parte de las atribuciones y obligaciones del cargo.

 

El informe del informático del Ayuntamiento corrobora lo manifestado por el denunciado, acreditando que la cuenta de correo electrónico era de índole corporativa, que no particular, habiendo explicado el informático lo que acaeció con las contraseñas de dicha cuenta, siendo conforme con lo que se lleva a cabo para todo el citado ayuntamiento.

 

El apelante contaba con dos cuentas en el Ayuntamiento, la suya personal y la corporativa, y al cesar en el cargo de concejal del área de fiestas, el nuevo titular solicitó un cambio de contraseña de la cuenta corporativa al informático.

 

El informe emitido por el informático especifica que las cuentas corporativas no están destinadas a uso privado ni particula