El cyberbullying es violencia

Entre los objetivos de desarrollo sostenible para 2030 está el de poner fin a todas las formas de violencia contra los menores y, por tanto, debemos decidir como sociedad cómo detenemos un fenómeno de violencia entre los jóvenes como es el ciberacoso, también conocido como acoso online o cyberbullying.

El cyberbullying es un importante desafío político y también un grave problema social y de salud, puesto que pone en riesgo el bienestar de los menores y por eso hay que afrontarlo involucrando de forma plural a toda la sociedad, teniendo muy claro que la violencia siempre es inaceptable y que las víctimas nunca son responsables.

Al parecer no existe una definición consensuada entre los especialistas que investigan el cyberbullying, pero bajo este anglicismo podemos identificar un conjunto de conductas individuales o grupales consistentes en agredir, humillar o avergonzar a una o varias personas de forma verbal o psicológica, de forma reiterada y sostenida en el tiempo y contra la voluntad de la víctima.

El cyberbullying no es, por tanto, una simple broma sin mayor importancia.

El agresor utiliza el correo electrónico, el móvil, los videojuegos o las redes sociales para dañar a la víctima, publicando información falsa de ella o datos personales reales, compartiendo sin permiso fotografías o vídeos privados, realizando comentarios públicos despectivos, humillantes o de odio, o suplantando su identidad digital, aprovechando la amplia audiencia que le da el entorno digital para su divulgación universal.

Una falsa sensación de impunidad hace que el agresor no tenga miedo de ser atrapado y el hecho de que la tecnología le permite atacar a la víctima sin estar presente físicamente, hace que pueda ejercer esta grave modalidad de violencia psicológica contra una persona con la que tiene una clara relación de desigualdad de poder.

La víctima no siempre sabe quién está detrás ya que a menudo no puede defenderse de forma fácil, pues a veces no puede desconectar o escaparse como lo haría en la calle, lo que la convierte en una persona muy vulnerable.

Así pues, el agresor practica el cyberbullying en cualquier lugar y momento del día o de la noche, lo que lo hace omnipresente en la vida de la víctima que no tiene fácil escapatoria sin ayuda.

La permanencia en Internet de lo publicado, la velocidad de difusión –compartir, reenviar–, y las dificultades para borrar los contenidos hacen que las consecuencias para la víctima sean graves. La huella que deja el cyberbullying en Internet difícilmente se borra.

De hecho, el cyberbullying es un problema grave de salud pública debido a su intenso y dañino impacto sobre las víctimas y asi los especialistas en sus investigaciones ya han acreditado que existe una relación causal entre el ciberacoso y diversos efectos graves para la salud física y psicológica de las víctimas.

Esta nueva modalidad de violencia psicológica contra los menores tiene varios actores como son el agresor, la víctima y los observadores o testigos y, por tanto, una de las claves para erradicarlo es analizar cuál es la posición que toman los testigos frente al cyberbullying.

Así, desde menores que animan o ayudan al agresor en su estrategia macabra, a otros que se ríen de la víctima, a aquellos que simplemente observan el hecho de forma pasiva sin implicarse, o finalmente a los que siempre ayudan a la persona necesitada aunque ésta no pida asistencia o no sepa cómo hacerlo.

Por tanto, es importantísimo conseguir que los testigos nunca apoyen al agresor cuando hay un comportamiento violento como el cyberbullying y que se posicionen siempre junto a la víctima y así, además de ayudarla, es necesario que comuniquen a los hechos rápidamente a quienes tengan competencias para investigarlos y sancionarlos.

No podemos dejar de lado el hecho de que los menores esperan de nosotros, los adultos, que tengamos una respuesta rápida y activa frente al cyberbullying, ya que somos nosotros los que les hemos educado bajo el mantra de la tolerancia cero frente a la violencia y, por tanto, en un caso de cyberbullying, los adultos no podemos minimizar la violencia, justificarla o simplemente mirar hacia otro lado.

En ningún caso podemos perder la confianza de los menores en nosotros.

Es necesario, por tanto, que nos posicionemos como sociedad de forma activa y coordinada para proteger a los menores y atacar el ciberacoso con una estrategia preventiva y global y en el marco de un programa pensado y basado en evidencias científicas y no en ocurrencias extravagantes, pero partiendo siempre del hecho incuestionable de que la violencia siempre es inaceptable y que las víctimas nunca son responsables, nunca

Los días 3 y 4 de marzo Ramon Arnó de la familia digital (www.lafamiliadigital) y los alumnos de los 4 cursos de primero de primaria hemos estado hablando animadamente de los riesgos y oportunidades de las redes sociales para los menores.
Ha sido muy interesante el debate sobre si deben compartirse o no las contraseñas de los móviles de los menores con las madres y padres, o si es necesario pedir permiso para hacer una fotografía a alguien de la familia.
Hemos explicado también que es el sexting y el ciberacoso, cuáles son las obligaciones de los menores o que las chicas y chicos ya tienen responsabilidad penal a partir de los 14 años.

Desde el año 2016 al 2019, Ramon Arnó de la familia digital ha participado como profesor en diversas formaciones a entrenadores y otro personal del Futbol Club Barcelona, organizado por el area de Formación de Formadores de Masía 360

Los enlaces:

https://www.fcbarcelona.es/es/club/noticias/775663/curso-de-prevencion-de-situaciones-de-riesgo-en-el-deporte

https://www.fcbarcelona.es/es/noticias/724079/valores-que-hacen-grande-el-deporte

 

La familia digital participó en los años 2018 y 2019 en el YoMo, The Youth Mobile Festival, creado por el Mobile World Congress, con los Mossos d ́Esquadra y gracias a la Fundación punt.cat.
Los enlaces:

El día 11-11-2017 la familia digital participó en la jornada entornos familiares y dispositivos digitales, organizada por la federació de asociaciones de madres y padres de alumnos de Catalunya y el observatorio Lleida pantallas, que se celebró en la Universidad de Lleida.

El enlace: http://lleidapantalles.lleida.org/wordpress/2018/01/22/jornada-entorns-familiars-i-dispositius-digitals/

El día 11-3-2013 participamos en la charla los hijos ante las redes sociales, riesgos y oportunidades con los agentes de los Mossos d’Esquadra de la Oficina de Relaciones con la Comunitat.
La charla se realizó en la Sala Loiola de Jesuïtes Lleida, en el Col·legi Claver de Lleida.
El día 17-5-2016 Ramón Arnó de la familia digital participó en la Jornada Jóvenes y Ciberacoso: un espacio de diálogo sobre los aspectos jurídicos y policiales, herramientas restaurativas y punitivas.
La jornada estaba organizada por el Cuerpo de Policía – Mossos d’Esquadra, conjuntamente con los departamentos de Enseñanza, Salud y Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat de Cataluña, el Ayuntamiento de Lleida, la Universidad de Lleida (UdL), la Familia Digital y el Observatorio Lleida Pantalles.
El día 13-6-2019 charla a los alumnos de Xerrada en l ́institut Ronda de Lleida sobre menores y dispositivos conectados a internet.
Organizado por el Servicio de Psiquiatría, Salud Mental y Adicciones, comisión de docencia del  Hospital Universitario de Santa Maria de Lleida, como curso de formación especializada, charla sobre los aspectos penales del acoso el día 24-4-2020.
El día 28-02-2018 Ramon Arnó de la familia digital participó en una charla en l ́Ajuntament de Barbens titulada prevenir el ciberacoso a menores.